Nuestra historia

Todo empezó el año 1895 cuando Eliodor Planelles, nacido en el pueblo de Jijona, eligió la ciudad de Terrassa para empezar a vender bloques de turrón durante la temporada de Nadal. Se instaló en la calle Font Vieja hasta que murió en el año 1910.


1930.jpg

A partir de este momento, su mujer Maria Sirvent continuó con el negocio. Eran épocas muy duras y para subsistir, dos semanas antes de Navidad, ella y sus tres hijos pequeños (Eliodor, Elena y Manel) viajaban año tras año desde Jijona a Terrassa, para ofrecer sus productos.

Durante los años 1936, 1937 y 1938 y coincidiendo con la guerra civil, hicieron un receso por la peligrosidad que había al país, y en el año 1939 ya continuaron en las antiguas "barracas” de la Plaza Vieja, en este caso sólo dos de los tres hijos (Eliodor y Elena).


1944.jpg

En 1944 muere Eliodor. A partir de este momento Elena y su sobrino Josep Planelles continúan la tarea alquilando un trozo de mostrador en una bodega de vinos y licores situada a la calle Cremat para vender los turrones durante el invierno.


1955.jpg

En 1954 alquilan en exclusividad toda la bodega y deciden establecerse todo el año. Amplían la oferta de sus productos, ofreciendo helados, horchatas y granizados durante el verano y continúan la venta de turrones con sus complementos durante el invierno. En este mismo año se incorporan al negocio los padres de  Josep Planelles, Manel Planelles y su mujer Natividad.


En 1973 Josep Planelles toma las riendas del negocio: hace una reforma del local, amplía la oferta de productos en variedades y adapta la gestión a los tiempos que corren. Estas acciones se traducen en un crecimiento constante y en un reconocimiento de nuestros clientes, que valoran laexclusividad y la calidad de nuestros productos.


1995.jpg

En 1995 Ramon Planelles, hijo de Josep, continúa esta adaptación ampliando la oferta de productos e incorporando la venta y distribución al por mayor, conservando las fórmulas y los procesos de elaboración en que empezó su bisabuelo hace más de cien años.


actual.jpg

En el 2008 se produce una reforma integral del local con la inquietud de continuar muchos años más, honorando así, el trabajo, los esfuerzos, la dedicación y las penurias que vivieron sus antepasados.


Cuatro generaciones os dan las gracias.